domingo, 28 de octubre de 2012

Selected short stories – Guy de Maupassant





Breve reseña personal: Selected short stories de Guy de Maupassant (escritor francés, 1850) es una compilación de algunos de los cuentos más conocidos del autor, iniciando, por supuesto, con Bola de sebo, su primera y más importante obra, que apareció en 1880 en la antología que hizo Émile Zola titulada Las veladas de Médan. Es un relato de 'gran corte realista', según su mentor Flaubert (escritor de Madame Bovary).


Gracias a este relato, Maupassant adquirió renombre y prestigio en el ambiente literario y fue el género en que más destacó, pues llegó a escribir más de 300 cuentos y se le iguala con Edgar Allan Poe en lo referente a los relatos de terror, cuestión por lo que se convirtió para mí en lectura obligada y que tuve hasta ahora el placer de interpretar.

A pesar de que esta colección de cuentos no abunda en la temática de terror, su narrativa fluida y el manejo cuidadoso que hace del lenguaje crean atractivas líneas llenas de diversos significados que en conjunto construyen la atmósfera necesaria para cada relato, en donde toca temáticas tan diversas como la guerra franco prusiana, la prostitución, la vida simple de los campesinos normandos, el adulterio, la muerte, la venganza y los dilemas sentimentales.

El motivo por el que no retrasé más su lectura fue gracias a que recientemente descubrí un video titulado 'Ray Bradbury Gives 12 Pieces of Writing Advice to Young Authors' (2001) debido a mi nueva fijación con él, y descubrí que el tercer consejo es el siguiente:

                                    Examine “quality” short stories. He suggests Roald Dahl,
                                    Guy de Maupassant, and the lesser-known Nigel Kneale and
                                                                       John Collier.

El video en general es genial y es un must en caso de que les guste escribir y sean fans (como yo) de Bradbury.

Usualmente no comento mucho sobre la vida de los autores, pero en el caso de Maupassant fue algo que contribuyó demasiado para atraerme a su trabajo, y es que tal como lo dice el prólogo '(...) his writing greatly reflected his dissatisfaction with the world.' Vivió presa de la tensión y el agotamiento por fuertes depresiones; tenía síntomas de demencia hereditarios (Hervé, su hermano menor, muere por locura en 1889) y sufría de desordenes mentales debido a la sífilis, todo esto por supuesto reflejado en su obra. Tras varios intentos de suicidio finalmente, en 1893, muere internado en una clínica sin haber recobrado el conocimiento y es sepultado en su país de origen.

Frases destacadas de los cuentos:

For hatred of the foreigner always inspires a few brave men, ready to die for an ideal.” P. 17

Sharp words were even exchanged over trifles.” P. 44

The crude violence of nature or man may bring cries of horror or indignation to our lips, but it does not wring the heart or send the shiver down the spine, as does the sight of certain heart-rending, though trivial, incidents.” P. 58

(...) painters specialize in absurd mariages. They nearly always marry a model, who has been somebody else's mistress before (...)” P. 96

You ought to read Alphonse Daudet's little book, Artists' Wives – a gem of a book, so true to life and so cruel.” P. 97

Who can say how much the element of cruelty and how much that of sincerity ever enters into women's actions? (...) They are passionate, criminal, devoted, heroic or mean, at the bidding of fleeting emotions, of which they are quite unconsciuos.” P. 97

He fell in love with her, as a man always falls in love with any attractive woman whom he sees a lot of. He imagined he really loved her. It is a curious phenomenon. As soon as a man wants a woman, he is geniunely convinced that he will never be able to do without her for the rest of his natural life. He is fully aware that the same thing has happened to him before and that, when desire is satisfied, disgust ensues; he knows that, in order to spend one's whole life with another human being, it is not the transient passion of the primitive animal that is needed, but a kinship of soul, temperament and feeling. He must be able to distinguish, in the midst of the attraction he feels, whether it is the result of purely physical factors, a kind of intoxication of the senses, or of the deeper union of minds.” P.98

We felt as though we could perform superhuman feats and fall in love with the fictious creations of our own poetical imagination; we were oddly aware of the stirring of strange emotions, longings and aspiratins.” P. 99

'If you marry, I shall kill myself...you understand that.'
He shrugged his shoulders:
'Very well – kill yourself.'
'You say... you say... say that again.'
He repeated:
'Well, kill yourself, if you want to.'
She went on, alarmingly pale:
'Don't think I don't mean it; I'll throw myself out of the window.'
He began to laugh, went to the window, opEned it and, like a man bowing a guest out of a room, said politely:
'This way – after you!'
She stared at him for a moment with the light of madness in her eyes; then, taking a run as if she were going to jump over a hedge in a field, she dashed past both of us and, clearing the balcony railing, disappeared from sight.” P. 102

(...) lost in the jungle of life, where all our instincts, our tastes, our passions are paths to lead us astray (...) with a child's fear of the dangers of the unknown.” P. 110

(...) she couldn't live in the cottage without imagining all day, and especially all night, that they would all be murdered.” P. 112

(...) his heart was torn with the strange physical agony of a man who has never succeeded in quite forgetting and is living again through the tortures of the past (...)” P. 117

(...) her words tripped over one another, fighting for utterance.” P. 204

Boredom had made them irritable.” P. 214

domingo, 21 de octubre de 2012

Vida de Pi - Yann Martel






Reseña personal: Vida de Pi, de Yann Martel (escritor canadiense nacido en Salamanca, 1963) es una novela con diversas distinciones y premiada en 2002 con el Premio Booker.

El protagonista de la historia es un adolescente de 16 años llamado Piscine (Pi) Molitor Patel, quien por diversas circunstancias se encuentra en un bote salvavidas en la compañía nada grata de un tigre de bengala, llamado Richard Parker.

Sus padres, dueños de un zoológico en un territorio de la India llamado Pondicherry, decidieron emigrar a Canadá para tener una vida mejor y vendieron algunos de los animales para obtener mayores recursos económicos, pero el viaje fue interceptado por la catástrofe a los pocos días de comenzar y tras una serie de acontecimientos burdos e inesperados, los únicos sobrevivientes fueron Pi y Richard Parker. Sobrevivir para Pi no parecía nada fácil, pero a través de sus bastos conocimientos de zoología, ideologías religiosas, sentido común e instinto de supervivencia logró finalizar una travesía que para la mayoría resultaría fatal.

El libro está dividido en tres partes y cuenta con un glosario, demasiado útil, pues contiene muchas definiciones sobre la cultura india y algunos otros conceptos que para los occidentales resultan muy remotos. 

El preludio a la primera parte es narrada por el autor y describe el tiempo que necesitó y los pormenores que sufrió para escribir la novela, cómo surgió la idea y los extraños y coincidentes acontecimientos que lo llevaron a lograr su objetivo.

Durante la primera parte, el narrador alterna con el protagonista de la historia para relatar los diferentes sucesos y etapas de la vida de Pi, pues mientras él expone su historia desde su nacimiento, el escritor la narra a partir del día en que conoce su aventura y posteriormente cuando lo visita, siendo ya un adulto. Esta parte también es la más pesada, pues discurre entre diálogos filosóficos, religiosos y espirituales que enfrenta y trata de reconciliar a tres doctrinas diferentes: el hinduismo, el cristianismo y el islam.

La segunda y más larga de las partes es narrada únicamente por Pi y se enfoca en la travesía a través del Océano Pacífico con su fiero compañero; en ocasiones la historia se vuelve demasiado gráfica y detallista, particularidad específica y siempre presente del relato, pues describe de manera muy acertada y cruda el comportamiento y pensamiento humano llevado a sus límites.

La tercera y última parte narra el desenlace de la historia, algo que seguramente pocos pudieron imaginar (pues confieso que yo dudé en varias ocasiones de Pi) de la forma en que sucedió, pues resulta tan creíble como increíble. La parte más dura también se encuentra aquí, casi al finalizar, pues Pi da dos versiones de lo que le ocurrió en todos los días de naufragio: una de ellas es la que dio a conocer a través de la segunda parte de la novela y la otra es una versión análoga desconcertante, que deja sin aliento y es tan cruel que, personalmente, hubiera preferido no sobrevivir a aquello a tener que vivir con semejantes recuerdos el resto de mi vida.

Quizá la poca popularidad de este libro en el canon literario es precisamente porque indaga más en otros aspectos de la existencia humana, su comportamiento y naturaleza, que en una estética y narrativa específicas o en lo metafísico, pues a pesar de ser ficción, está sumamente ligada a la realidad y la cotidianidad terrenal, pero también a la trascendencia de lo divino, todo ello descrito de manera sutil y fluida.

Para finalizar, esta historia da muestra del coraje y valor que una persona, por pequeña que sea, puede albergar dentro de sí misma para sobrevivir en los momentos más caóticos y difíciles que se le presenten gracias al poder que otorga el creer en un ser o ente supremo, llámese de la manera que se prefiera y que también se puede interpretar como un poder o energía superior encargada del control y la estabilidad de todos los seres vivientes y del universo en el que interactuamos.

Claro que éstas son cuestiones tan difíciles como subjetivas y de múltiples opiniones, siendo siempre lo importante la aceptación y el respeto a las ideologías ajenas, que podrían hacernos cambiar de parecer al entrar por alguna fisura ideológica y cuando menos lo esperamos.

He aquí una selección de las frases más significativas de la novela:

De eso se trata, ¿no? De la transformación selectiva de la realidad.” P. 10

Si nosotros, los ciudadanos, no apoyamos a nuestros artistas, sacrificamos a nuestra imaginación en el altar de la cruda realidad y acabamos no creyendo en nada y con sueños carentes de valor.” P. 15 (Notas del autor)

“La vida es tan bella que la muerte se ha enamorado de ella, un amor celoso y posesivo que agarra todo cuanto puede. Pero la vida salta por encima de la muerte con facilidad y en el fondo, lo poco que pierde carece de importancia -como el cuerpo, por ejemplo- y la melancolía no es más que la sombra de una nube pasajera.” P. 24

“Pues sí, lo echo de menos. Me sigue apareciendo en sueños. En realidad, casi siempre son pesadillas, pesadillas moteadas de amor. Así es el enigma del corazón humano.” P. 25

“(...) miramos un animal y vemos un espejo. La obsesión de colocarnos en el centro de todo es la ruina tanto e los teólogos como de los zoólogos.” P. 56

“Todo ser vivo tiene un grado de locura que lo induce a actuar de formas extrañas, a veces inexplicables. Esta locura puede ser su salvación; forma parte de la capacidad de adaptarse. Sin ella, no sobreviviría ninguna especie.” P. 67

“Verás, si te caes al foso de un león, la razón por la que el león te despedazará no es porque tenga hambre. (...) Es sencillamente porque le has invadido el territorio.” P. 70

“Hediger (1950) mantiene que 'cuando dos animales se encuentran por primera vez, el que es capaz de intimidar al otro se definirá como el socialmente superior de los dos, de modo que una decisión social no siempre dependerá de na pelea; en ocasiones, bastará con un encuentro'.” P. 71

“Aquello que sostiene el universo más allá del pensamiento y el lenguaje, y aquello que está en nuestro núcleo y lucha para expresarse, es lo mismo. El finito dentro del infinito y el infinito dentro del finito.” P. 77

“El caso es que la primera vez que oyó hablar de los Hare Krishnas, no escuchó bien. Lo que entendió fue hairless Christians, y para ella fueron precisamente eso durante muchos años.” P. 78

“Me arrodillé siendo mortal; me levanté transformado en inmortal.” P. 94

“Esta gente no se da cuenta de que tienen que defender a Dios en el interior, no en el exterior. Deberían dirigir su furia a sí mismos. Pues el mal que anda suelto es el mal que ellos mismos han sembrado desde su interior. El campo de batalla principal del bien no es el espacio abierto de una arena pública, sino el pequeño claro que hay en el corazón de cada uno.” P. 105

“¿Cómo se explica el zoomorfismo? ¿Será que un rinoceronte no sabe distinguir entre grande y pequeño, una piel dura y una piel suave? ¿El delfín no tiene claro lo que es un delfín?” P. 122

“¿Por qué la razón no nos proporciona respuestas más satisfactorias? ¿Por qué somos capaces de echar una pregunta más lejos de lo que somos capaces de recoger una respuesta?” P. 136

“-¿No te parece irónico (...)? Estamos en el infierno y, sin embargo, tememos la inmortalidad.” P. 137
“Estás tranquilo, sereno y feliz y al poco rato el miedo, ataviado con la vestimenta de duda afable, se te cuela en la mente como un espía. La duda se encarna con la incredulidad y la incredulidad trata de expulsarla. Sin embargo, la incredulidad es un mero soldado de infantería desprovisto de armas. La duda la elimina en un santiamén. Te inquietas. La razón viene a luchar por ti. Te tranquilizas. La razón está bien equipada con armas de última tecnología. No obstante, de forma asombrosa, a pesar de contar con unas tácticas superiores y un número de victorias aplastantes, la razón se queda fuera de combate. Te sientes debilitar, flaquear. La inquietud se torna terror.” P. 213

“(...) una persona puede acostumbrarse a todo, hasta a matar.” P. 242

“El corazón se pone demasiado tenso y el esfínter demasiado relajado.” P. 213

“(...) si no te enfrentas a él, si tu miedo se vuelve una oscuridad muda que evitas, quizás hasta olvides, te expones a nuevos ataques de miedo porque nunca trataste de combatir el adversario que te venció.” P. 214

“El peor de los opuestos es el aburrimiento y el terror. A veces la vida se convierte en un péndulo que se balancea entre el uno y el otro.” P. 281

“Es increíble lo que uno llega a oír cuando está solo en la oscuridad de una mente moribunda. Un sonido sin forma ni color resulta muy extraño. Estar ciego equivale a oír de forma distinta.” P. 312

“No grité. Creo que el horror sólo se vocifera en las películas.” P. 356

“En la vida, hay que concluir las cosas debidamente. Sólo entonces puedes soltarlas. Si no, te quedas con palabras que deberías haber dicho y que no dijiste, y el corazón se te llena de remordimiento. Ese adiós malogrado me sigue doliendo hasta el día de hoy.” P. 361

“¿(...) el hecho mismo de contar una historia no la convierte en un cuento?” P. 379

“-A ver, el mundo no es sólo como lo vemos sino también como lo entendemos, ¿no? Y al entender una cosa, le añadimos algo, ¿no? ¿Eso no convierte a la vida en un cuento?” P. 379

“Se me llenaron los ojos de lágrimas. Cuando miré hacia ella, vi que a ella también. Pero no me miró, estaba mirando hacia algún recuerdo suspendido en el aire.” P. 385

También es muy recomendable echar un vistazo al trailer de la película que se estrenará el 21 de noviembre, dirigida por Ang Lee, basada en el libro de Yann Martel.

lunes, 8 de octubre de 2012

Un hilito de sangre - Eusebio Ruvalcaba



Breve reseña personal: Un hilito de sangre, de Eusebio Ruvalcaba (escritor y periodista mexicano, 1951) es su primer novela y con la cual ganó en 1991 el Concurso Literario Agustín Yáñez. La historia está contada en primera persona y el vocabulario utilizado es el propio del adolescente: común, ordinario y en ocasiones soez y repetitivo, incluso hace uso de muletillas y lugares comunes.

Narra distintos acontecimientos que vive un adolescente en dos días de su corta vida, personaje que resulta de lo más peculiar, pues a pesar de tener escasos trece años, es amante de los libros y del lenguaje, cuestión que me pareció de lo más interesante, pues gracias a esas características la novela tiene varias implicaciones intertextuales y culturales que dan indicios del genio y estilo del escritor.

La novela da razón de su título en un capítulo crucial, uno de los más intensos y que marcan a León (el adolescente) para lo que le quede por vivir. Es una ficción muy realista y que a pesar de estar escrita dos décadas atrás, es del todo actual y vigente.

A lo largo del libro se hace mención de varias obras lexicográficas y otros libros peculiares que gracias a mi natural desconfianza me di a la tarea de buscar y sí, todos ellos existen, así que tengo más libros por leer  (añadidos a la ya existente y basta lista) gracias a Ruvalcaba, de quien también copio la idea de su personaje principal para hacer mi enciclopedia de "Los Casos Más Extraordinarios de Enfermedad Mental que me ha Tocado Conocer".

La novela finaliza con un tipo de iocus in iocus (broma en broma o una broma contada a manera de broma) que no es sino uno de los principios vitales en la realidad humana: no tomarse nada en serio, pues nada es personal.

Como último comentario, tengo conocimiento de este libro desde mi adolescencia, cuando cursaba la secundaria, gracias a que mi maestra de Español nos comentó sobre la novela. No recuerdo sus palabras o frases, pero lo que sí recuerdo es que desde entonces creé un tipo de fijación con aquél libro, que por cuestiones del destino y extrañas coincidencias en las que también tienen cabida los sueños, diez años después tuve la oportunidad de interpretar.

A pesar de que no es propiamente un libro "para subrayar", estas cuantas frases me atrajeron por su esencia reflexiva:

“-Soy lector voraz- respondí, preguntándome si entendería el significado de lector, de voraz y de soy.” P. 44

“Si imaginar no es pecado. Jesús hubiera agregado un mandamiento más, el número once: No imaginarás. Pero no lo hizo porque él mismo se lo imaginaba todo, ¿o no?” P. 68

“Siempre serás esclavo de los demás, un títere, una marioneta, el muñeco de un ventrílocuo, la nada. Eso es. La humanidad es la nada. Mucha gente se pregunta que es la nada y yo tengo la respuesta: la humanidad. La humanidad es la nada.” P. 81

“Nos hacemos la ilusión de que tenemos un montón de cosas, hasta de seres humanos, cuando en el fondo estamos vacíos (...)” P. 107

“(...) no digo indistintamente parejas sino parejas entre las parejas: un hombre y una mujer que nacieron en puntos distantes, que bien podrían llamarse equis y ye, y que por fin pasa una recta por ambos y los une inevitablemente.” P. 145